El éxito de los biomateriales aloplásticos GUIDOR

En la extracción atraumática de un diente no recuperable seguida de una preservación alveolar/preservación de la cresta, se puede usar GUIDOR easy-graft. Cuando se contempla la restauración con un implante dental, los defectos óseos pueden tratarse antes de la colocación del implante o en el momento de realizarlo. En tales casos, se dispone de los sustitutos de injerto óseo GUIDOR easy-graft y GUIDOR calc-i-oss, en diversas configuraciones, para ayudar a corregir los defectos.

 

 

Una sinergia de la biología, ventajas en la manipulación y origen del material

Tres principios clave definen el éxito de los productos regenerativos GUIDOR:

Estabilidad: la estabilidad es un principio biológico clave para una regeneración ósea predecible. Los productos regenerativos GUIDOR se han diseñado específicamente para que sean estables en el lugar en el que se colocan.

Optimización de la manipulación: Los nuevos avances técnicos permiten un control más flexible de características físicas como las tasas de resorción y las formas físicas. Los productos regenerativos GUIDOR se han diseñado para satisfacer las exigencias específicas del clínico dedicado a la salud oral.

Origen de los materiales: El hueso autógeno es el usado por referencia a pesar de sus limitaciones. Los clínicos y los pacientes que buscan otras alternativas pueden optar por productos derivados de cadáver humano (aloinjerto de cadáver), de animales (xenoinjerto) o de materiales sintéticos artificiales (aloplásticos). Los productos regenerativos GUIDOR son de origen 100% aloplástico y no contienen materiales de origen animal ni humano.

 

Avance a través de una nueva tecnología

A diferencia de los materiales procedentes de aloinjertos (de cadáver) y de xenoinjertos (de origen animal), los productos aloplásticos limitan, por su propia naturaleza, el riesgo de transmisión de gérmenes patógenos causantes de enfermedades así como el rechazo. No comportan problemas morales, emocionales ni religiosos. Ante el rechazo cada vez más generalizado existente para el uso de materiales de xenoinjerto de origen animal, asistimos a un rápido crecimiento del uso de los materiales aloplásticos.
Los materiales aloplásticos no son nuevos - la biocerámica derivada del vidrio fue uno de los primeros que se propusieron. Sin embargo, al igual que ocurre en el sector de la electrónica, surgen nuevas tecnologías y métodos de bioingeniería que permiten adaptar la composición de los materiales. Estimulados por las demandas de los especialistas en cirugía ortopédica y traumatología, en cuyo campo predomina la implantación de materiales reabsorbibles, los materiales aloplásticos ofrecen una respuesta biológica predecible tras la implantación.
Dado la flexibilidad en el control de las características físicas, los materiales aloplásticos pueden diseñarse con una gran variedad de tiempos de reabsorción y con una amplia gama de formas físicas, como los gránulos (GUIDOR  calc-i-oss) y aplicaciones de endurecimiento in-situ consistentes y modelables (GUIDOR easy-graft). Las tecnologías aloplásticas existentes en la actualidad (de tercera generación), respaldadas por investigaciones de expertos en indicaciones dentales, aportan el rendimiento y las características de manipulación que piden los clínicos que buscan obtener una buena aceptación por parte del paciente, facilidad de uso y predictibilidad (1).

 

 

 

Las limitaciones del hueso autógeno...


El hueso autógeno contiene células que son necesarias para la regeneración. Sin embargo, hay múltiples factores que limitan su aplicación en la práctica clínica habitual:

  1. Segunda intervención: es necesaria una segunda intervención para la obtención de hueso autógeno.
  2. Competencia quirúrgica: para que continúe siendo vital, es necesario que persista un aporte sanguíneo en el lugar del injerto, y ello exige una competencia quirúrgica para la preparación del periostio y los vasos acompañantes.
  3. Morbilidad: se ha descrito una pérdida de sensibilidad y dolor en hasta el 55% de los casos(2).
  4. Contaminación: la contaminación bacteriana es máxima con los filtros óseos y raspadores(3, 4).
  5. Vitalidad: no puede demostrarse de una manera uniforme la vitalidad del tejido recuperado(4).
  6. Resorción: se han observado pérdidas de volumen del 30% – 60% al cabo de un año(5).

Colocación de un bloque autógeno tomado del mentón(6)

...dirigen la demanda de biomateriales aloplásticos


Los clínicos y los pacientes que buscan alternativas al hueso autógeno, el hueso procesado derivado de cadáver humano o de animales, deben optar por las tecnologías 100% aloplásticas de Sunstar GUIDOR.

 

Bibliografía:
1. PASS” Principles for Predictable Bone Regeneration. Wang, and Boyapati: Implant Dentistry, Vol15, Number 1, 2006.
2. Buser D, et al. Localized ridge augmentation with autografts and barrier membranes. Periodontology 2000 19, 151-159.
3. Rita A. Hitti and David G. Kerns, Guided Bone Regeneration in the Oral Cavity: A Review. The Open Pathology Journal, 2011, 5, 33-45.
4. Graziani, F, et al. A Systematic review of bone collectors, JOMI, Vol:22,5,2007,729-735.
5. Sorbonne. L, et al. Volume changes of autogenous bone grafts after alveolar ridge augmentation of atrophic maxillae and mandibles. JOMI Volume 38, Issue 10, Oct 09, 1059–1065.
6. Image courtesy of Dr. Minas Leventis, Athens University (Greece), private practice in London (UK).